jueves, 28 de mayo de 2009

La cigarra y la hormiga (fábula para niños)




VERSIÓN CLÁSICA

El original de esta fábula se atribuye a Esopo (570-526 a.C) y fue luego recogida por Jean de La Fontaine (1621-1695) y posteriormente por Félix María de Samaniego (1745-1801)). La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano haciendo turismo, bailando y de juerga. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera. La cigarra tiritando y sin comida, muere de frío.

FIN

VERSIÓN ESPAÑOLA



La hormiga trabaja a brazo partido todo el verano bajo un calor aplastante. Construye su casa y se aprovisiona de víveres para el invierno. La cigarra piensa que la hormiga es tonta y se pasa el verano haciendo turismo, bailando y de juerga. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su casita donde tiene todo lo que le hace falta hasta la primavera.

Un día, tiritando a la salida de un bar de copas, la cigarra organiza con el Canal de TV La Sexta una rueda de prensa en la que se pregunta ¿por qué la hormiga tiene derecho a vivienda y comida cuando quiere, cuando ella, tienen frío y hambre? La Cuatro, las cadenas de TV estatales y la cadena SER organizan un programa en vivo, en el que la cigarra sale pasando frío y calamidades y a la vez muestran extractos del video de la hormiga calentita en su casa y con comida en la mesa. Los españoles se sorprenden de que en un país tan moderno como el suyo, dejen sufrir a la pobre cigarra, mientras que hay otros viven holgadamente Las asociaciones contra la pobreza se manifiestan delante de la casa de la hormiga. TV1 transmite en directo la protesta. Los periodistas de El País y El Periódico, escriben una serie de artículos, en los que cuestionan cómo la hormiga se ha enriquecido a espaldas de la cigarra, e instan al Gobierno de Zapatero a que en solidaridad, le aumente los impuestos de la hormiga. Maria Teresa Fernández de la Vega, muy implicada con los animales, hace una rueda de prensa desde su casa. Respondiendo a las encuestas de opinión, el Gobierno de Zapatero elabora una ley sobre la igualdad económica, en la que califica a la hormiga como una rémora del franquismo, y promueve en el Congreso, una ley antidiscriminación, con carácter retroactivo contra las hormigas.

Ian Gibson publica su libro: " Las hormigas y el franquismo", que el Gobierno incluye en la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Los impuestos de la hormiga han sido aumentados, y además le llega una multa porque no contrató a la cigarra como ayudante en verano, y eso además se tipifica como que " produjo a la cigarra un maltrato psicológico". Garzón embarga la casa de la hormiga, ya que ésta no tiene suficiente dinero para pagar la multa y los impuestos.



La hormiga se va de España. El Tomate hace un reportaje donde sale la cigarra con sobrepeso, porque ya se ha comido casi todo lo que había en la casa de la hormiga, mucho antes de que llegue la época. La antigua casa de la hormiga se ha convertido ahora en un albergue social para cigarras, pero la casa se deteriora rápidamente, porque nadie hace nada para mantenerla en buen estado. Al Gobierno se le reprocha no poner los medios necesarios, por lo que Rubalcaba y Garzón, ponen en marcha una comisión de investigación que costará 10 millones de Euros. Zerolo y su troupe se manifiestan por Chueca en solidaridad con las cigarras homosexuales, lesbianas y transexuales. Entretanto la cigarra muere de una sobredosis de cocaína. La Cope y Telemadrid comentan el fracaso del Gobierno para intentar corregir el problema de las desigualdades sociales. La cadena SER, EL PAIS, Iñaki Gabilondo y la tribu del PSOE dicen que la culpa de todo es de Aznar, Irak, Franco y la Falange. La antigua casa de la hormiga ha sido ya ocupada por una banda de arañas inmigrantes, y el Gobierno se felicita en la TV por la pluralidad cultural de España, ejemplo del éxito de la Alianza de Civilizaciones.

FIN DE LA VERSIÓN ESPAÑOLA (subvencionada)


4 comentarios:

Fujur dijo...

jajajaja y doble jajajaja esta sátira es de las que bien pudiera hacer historia! genial de los geniales! me encantó!! muy bueno Maestro!

variopaint dijo...

Gracias fujur...

ya sabes que las fábulas se inspiran en lo real (aunque sean de Esopo)

un abrazo

Ramon de la Mata dijo...

LO HEMOS LEIDO ANTES

Babas del Diablo dijo...

En la Argentina esta pasando esa misma fábula pero mucho peor porque las cigarras no solo están de juerga sino que, mientras las hormigas trabajan le cortan los caminos , les tiran las cargas. Solo por derechos humanos y porque se les canta. Las muy estúpidas no se dan cuenta que se están comiendo la gallina y no los huevos. Cuando quedan solo cigarras de juerga y hormigas fastidiadas que no tienen nada que ir a buscar?....Creo que aun no termina esta fábula